Humberto Chaves Cuervo - In memoriam

Un sitio para conocer los avances del Proyecto Humberto Chaves Cuervo - Pintor

El Proyecto Humberto Chaves Cuervo - Pintor tiene dentro de sus objetivos elaborar un catálogo de la obra del maestro, que en su mayoría reposa en colecciones privadas, y por ello ha hecho una invitación a quienes posean o conozcan obras  suyas nos compartan  esta información.

Por esta razón queremos compartir el correo recibido el 23 de junio de 2019 del señor Francisco Javier Escobar, enviado desde la ciudad de Nueva York, donde nos cuenta la historia de un retrato de León Zafir que el maestro Chaves pintó en 1927. Con sus palabras tan elocuentes sobre estos dos artistas antioqueños, su comunicación es un gran estímulo a nuestro trabajo y esperamos que anime a otros coleccionistas y personas interesadas a escribirnos,  y así enriquecer este espacio de recuperación de nuestro patrimonio cultural.

Humberto Chaves Cuervo - Retrato de León Zafir - 1927 - Colección de Francisco Javier Escobar

"Respetada Sra. María Teresa Lopera Chaves, le saludo muy cordialmente desde Nueva York, mi nombre es Francisco Javier Escobar y le quiero contar que la razón fundamental de este correo electrónico es dejarle saber sobre la existencia de quizás uno de los mas importantes retratos realizados por Humberto Chaves Cuervo, hace 91 años atrás y que ha conservado siempre un lugar privilegiado dentro de mi colección de arte. La importancia de la obra de la cual le hablo es debido a que ubica históricamente a dos de los mas importantes genios artísticos e intelectuales de Antioquia. El retrato es de una calidad y fuerza inimaginable esta firmado y fechado en 1928, muestra la personalidad desbordante del joven redactor, escritor intelectual y poeta Pablo Emilio Restrepo Lopez o mas conocido como Leon Zafir. Este retrato fue realizado cuando el artista Humberto Chaves Cuervo no solo empieza a dictar clases en el recién inaugurado Palacio de Bellas Artes de Medellín sino que ademas se perfila como el mas talentoso y solicitado publicista de la ciudad, fue allí donde el, tiene contacto con el redactor jefe del importante periódico El Heraldo de Antioquia, el Señor Leon Zafir. Ya para esa época el no solo dirigía este periódico a sus 28 años, sino también comenzaba a escribir lo que serian sus primeros libros.

El nació en el municipio de Anorí, Antioquia, en el año 1900. El formo parte del grupo de talentosos de la época tales como Tartarín Moreira y el Caratejo Vélez, otros dos grandes iconos dentro de la cultura de los antioqueños. Se le conoció como un hombre sin vanidades, siempre pulcramente vestido, de largos cabellos, de sombrero a toda hora, de baston o paraguas y siempre con su pipa para fumar, el era un personaje simpático y muy conocido en toda la ciudad de Medellin no solo entre los círculos intelectuales sino también entre la gente del común, mientras vivió fue adorado por muchos y su carisma llenaba los espacios donde el llegaba. . León Zafir, dejó entre muchos de sus trabajos un extraordinario legado poético y musical que se convirtió en parte de la tradición cultural antioqueña y nacional. Escribió los libros "Aquí Voy" (1935), "Luna sobre el monte" (1939) y "Nosotros somos así" (1963).

Algunos de sus poemas mas famosos fueron musicalizados por compositores como Carlos Vieco, Camilo García y Eladio Espinosa; esto le dio a conocerse en la Industria Musical colombiana de los años 1950, ya que estos temas ("Cultivando rosas", "Hacia el calvario", "Morenita, la dulzura", "Tierra Labrantía", "Primavera en Medellín", y "Más morena") fueron interpretados por destacados cantantes latinoamericanos, como Alfonso Ortiz Tirado, y colombianos, como El Dueto de Antaño, Sarita Herrera y Víctor Hugo Ayala, entre otros, ya con el pasar del tiempo y desde el inicio de su musicalizaron se convirtieron en los temas por excelencia de la representación de los auténticos valores paisas.  Leon Zafir Falleció en Medellín el 9 de julio de 1964.

Es importante notar que son muy pocas las imágenes de Leon Zafir que se conocen hasta el día de hoy, solo una o dos fotografías y una caricatura de Ricardo Rendon, por eso he creído siempre que este retrato no solo es especial por su indudable calidad técnica, sino también por el valor histórico y su rareza. Chaves no le hizo un retrato cualquiera, represento a un Leon Zafir de una personalidad y seguridad avasalladora, sentado íntimamente en el espacio de su oficina, y haciendo lo que mas le gustaba hacer fumar, leer y admirar a la mujer, por eso se le conoció también como “El Poeta de la Mujer”. En otro correo, le estoy enviando claras fotografias donde usted podrá ver muy cuidadosamente y a detalle cada aspecto de esta obra. Sin mas me despido, sin antes darle las gracias por la inclusión de esta obra dentro de la catalogación de la selecta obra de Humberto Chaves Cuervo. No dude en solicitarme cualquier información adicional sobre la obra, créame será para mi un placer. Esperando recibir noticias pronto, me despido de usted muy calurosamente,

Francisco Javier Escobar."